- Body Art y performance -


El Body Art o arte del cuerpo es una tendencia artística que surgió de forma casi simultánea en Estados Unidos y Europa durante los años sesenta. Derivada del arte conceptual y precursora del performance, esta tendencia considera el cuerpo como un lugar y un medio de expresión artística, un nuevo material y soporte con el que exteriorizar y representar experiencias, sentimientos, preocupaciones y reivindicaciones. Aunque apenas hubo diferencias notables en las producciones realizadas por artistas europeos y estadounidenses, los primeros se decantaron por usar el cuerpo objetualmente y plasmar sus obras en documentos estáticos como fotografías y dibujos, mientras que los segundos otorgaron mayor relevancia a la acción o el performance, la temporalidad de la obra y la reacción de los espectadores, recogiendo sus creaciones con filmes y videos. Este movimiento se enmarcó en el proceso de desmaterialización de la obra de arte, que surgió como una violenta reacción a lo establecido, la estética formalista que imperaba en Nueva York.

Durante los inicios de la década de los noventa la denuncia social y política de las obras producidas se hizo más patente y aguda, dejando un poco atrás la idea de cuerpo como soporte y adentrándose en el cuerpo como imagen para abordar una pluralidad de experiencias de temáticas muy diversas como la manipulación genética, la sexualidad, la enfermedad, el placer, la muerte, lo artificial, lo poshumano...

A finales del siglo XX el concepto que unifica al arte de cuerpo adquiere una dimensión abstracta, lo importante ya no es la realidad del cuerpo sino sus apariencias, lo externo, y su capacidad de ser objeto real al tiempo que simbólico. El cuerpo deja de identificarse con la autenticidad propia de los inicios del movimiento, para resguardar lo falso, lo artificial, lo simulado... siendo un fiel reflejo de los aspectos dominantes en la sociedad del momento, que se encuentra presa de la industria de las imágenes, de la informática y de la genética.

Una gran cantidad de artistas encontraron en el cuerpo infinitas posibilidades de expresión, utilizándolo para fines diversos y temáticas variadas. Adentrándonos en el mundo del Body Art y el performance vemos cómo, sin duda, el cuerpo y su movimiento son sinónimos de expresión, es el medio de comunicación primitivo y universal por excelencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario